¿Qué lugar para el padre?

Puede ser una imagen de texto que dice "EXALTANDO ALA LA MADRE, SE PIERDE MINIMIZA AL PADRE ANA MARÍA FERNÁNDEZ"

El mito dirá que la madre posee un saber-hacer instintivo, que le permite entender mejor que nadie lo que su hijo necesita (es, por ende, irremplazable). Dicho instinto la guiará para encontrar -siempre- el camino adecuado en la relación con el hijo; es infalible. La madre va a «saber» por instinto. En función de él, su amor es incondicional; madre e hijo están atados por lazos de «sangre» indisolubles y su hijo la necesitará de por vida.

Ninguna otra función o vínculo humano podría encerrarse bajo semejante caracterización…

Se puede decir que el dispositivo, además de orientar la vida de la mujer hacia la maternidad, organiza de manera especial el vínculo madre-hijo y, por extensión, el vínculo madre-padre-hijo.

Se encuentra, tanto en los actores directos como en muchas teorizaciones sobre el tema, un papel preponderante otorgado a la madre en detrimento del padre. ¿De dónde surge esta fantasía colectiva de que una buena madre puede abastecer todas las «necesidades» de sus hijos? Exaltando a la madre se pierde o minimiza al padre.

Fragmentos del libro «La mujer de la ilusión» de Ana María Fernández


Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s