La soledad en el puerperio

Ilustración Chivy Salado

El denominador común en los relatos de puerperios es la sensación de SOLEDAD.

En la actualidad, nuestras parejas no cuentan con licencias por paternidad y deben continuar trabajando largas horas fueras de casa. Nuestros m/padres muchas veces también trabajan, al igual que nuestras amistades.

Las mujeres madres nos sentimos muy solas, todo el día en casa con nuestros bebés. Faltan adultos a nuestro alrededor.

Pero esta soledad también suele estar directamente vinculada con la sensación de falta de comprensión, de validación, de reconocimiento y de apoyo, por más rodeadas que estemos.

Y en esta soledad, indefectiblemente nos encontramos con nosotras mismas, con nuestras luces, con nuestras sombras, con lo que aceptamos y abrazamos, con lo que renegamos y resistimos.

Cuando toda la atención se centra en el recién nacido, los cuidados, los mimos, la disponibilidad para sostenerlo… ¿Quién nos sostiene a las madres? ¿Quién nos presta un hombro y un oído? ¿Quién nos escucha sin juzgar? ¿Quién nos envuelve y aloja en sus brazos hasta que todas nuestras partecitas se reúnan y recompongan?

(*) Natalia S. Liguori
Lic. en Psicología (MN 47.600 – MP 96.341)
natiliguori@yahoo.com
https://licenciadanatalialiguori.wordpress.com


Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s