Madres suficientemente buenas

56279991_10157903356706789_3130138093349240832_n
Ilustración: Leire Salaberria

Madres suficientemente buenas.
Que pueden descentrarse.
Que están disponibles emocionalmente.
Que intentan hacer lo que consideran mejor para sus hijos/as.
Que miman, abrazan y consuelan.
Que miran y escuchan.
Que pierden la paciencia.
Que la recuperan.
Que fallan.
Que piden sinceras disculpas y aprenden de sus errores.
Que intentan superarse cada día.
Que se permiten estar cansadas o desbordadas.
Que también necesitan ser cuidadas y sostenidas.
Que, aunque les cueste, se animan a pedir ayuda.
Que, lejos de seguir recetas, siguen su intuición y eligen SU forma de maternar.

Cada persona es distinta, cada maternidad, cada historia, cada hogar lo es…
Lo que no varía, es que nuestros/as hijos/as necesitan MADRES HUMANAS, no máquinas perfectas, necesitan ambientes facilitadores y, fundamentalmente, necesitan saberse amados/as.

(*) Natalia S. Liguori
Lic. en Psicología (MN 47.600 – MP 96.341)
natiliguori@yahoo.com
https://licenciadanatalialiguori.wordpress.com


Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s